Cruzcampo Especial Navidad cumple 36 años

La cerveza Cruzcampo Especial Navidad cumple 36 años. Así se puso de manifiesto el pasado viernes, cuando fue presentada la edición de este 2018 en la fábrica de Heineken de Jaén, donde, desde 1982 Cruzcampo viene elaborando cada año una receta distinta para celebrar la Navidad “con los mejores ingredientes y el saber hacer artesano de los maestros cerveceros”.

En esta ocasión destaca por ser una versión “más aromática, gracias al incremento de la cantidad del lúpulo Saaz empleado para esta receta mediante el proceso de ‘late hopping’, que consiste en añadir el lúpulo durante la fase final de la ebullición. Esta parte del proceso se realiza de manera totalmente manual, reforzando así el carácter especial y artesanal de esta cerveza”, según ha explicó Miguel Jiménez, maestro cervecero creador de Cruzcampo Navidad. Como resultado, es una cerveza lager especial de tipo Pilsen, con una graduación de 5,7 por ciento de alcohol en volumen, con más espuma y aroma y con una personalidad propia aportada por la exclusiva levadura usada en su elaboración.

“Con esta cerveza estamos un año más haciendo lo que sentimos. Como cada año, Cruzcampo Edición Especial Navidad nos sorprende con una receta única, en la que nuestro gran maestro cervecero Miguel Jiménez ha vuelto a poner toda su creatividad”, afirmó el responsable de marketing Cruzcampo, Borja Manso. El resultado “es un producto único para brindar en uno de los momentos más especiales del año”, según añadió, no sin recordar que Cruzcampo 36 Edición Especial Navidad está ya disponible en tiendas y supermercados de toda España.

Planta de biomasa

En la presentación, el presidente de Heineken España, Richard Weissend, y el director de Relaciones Corporativas y Área Legal de Heineken España, Marcos Tarancón, incidieron en el compromiso de Heineken España con Jaén y con la fábrica de La Imora, que es todo un referente en calidad, innovación y sostenibilidad. En este sentido, el presidente de la compañía anunció en el acto el acuerdo alcanzado con la empresa Biostem para la instalación de una planta de biomasa en la fábrica de Jaén en 2019.

La planta, que supondrá una inversión de 1,4 millones de euros, utilizará poda de olivar de los campos de Jaén como biocombustible para generar energía térmica necesaria para la elaboración de cerveza, reduciendo así la emisión de 2.500 toneladas de CO2 al año, lo que supone cerca del 100% de las emisiones actuales directas de la fábrica. Asimismo, supondrá un ahorro de costes para los agricultores en la eliminación de la poda de olivar, dado que Heineken, en su planta de Jaén, requerirá de más de 5 millones de kilos de este material.

#Bevald