El ritual para revolucionar el corral con Ladrón de Manzanas

Después de llevar cerca de un año en el mercado, podemos decir que la cider Ladrón de Manzanas está más que consolidada y ha conseguido hacerse un hueco entre los jienenses gracias a su sabor refrescante a base de 7 tipos de manzanas dulces y ácidas.

Desde Bevald, hoy queremos hablaros un poco más del ritual que os recomendamos seguir para disfrutar de esta bebida que ha revolucionado el corral. Lo ideal es poner tres hielos en el vaso propio de Ladrón de Manzanas que os ofrecerán en vuestro bar-madriguera de siempre; también es aconsejable añadir una rodaja de limón y, por último, es fundamental servir el producto muy frío para apreciar al máximo todas sus propiedades. No os defraudará si aún no la habéis probado.

Ladrón de Manzanas se dirige al público que quiere consumir “algo dulce y con poco alcohol” (4,5 grados) durante un ambiente distendido, como puede ser, por ejemplo, una tarde con amigos.

Con un punto de gas y libre de gluten, Ladrón de Manzanas tiene el punto justo de dulzor logrado a través de la perfecta combinación de manzanas dulces (Red Delicious, Gala y Starking) y ácidas (Granny Smith, Jonagold, Idared y Golden Delicious).

¿Y tú?, ¿eres de los que se aficionado a ir a revolucionar el corral en Jaén?

#Bevald